Ir al contenido principal

Microrrelato: Últimas voluntades

 


Últimas voluntades

Exactamente lo mismo que decía cuando estaba viva. La muy bruja no me incluyó ni una sola vez en este testamento. Pero a mis hermanas, ¡las muy arpías!, bien que les ha dejado cosas.
No le bastaba con presumir siempre de su hija "la mayor", cuando ese puesto me correspondía a mí, sino que también le ha dado el coche.
Y a la pequeña, ¡aquí tienes tu casa!. Nuevecita; montada; con todo pagado.
Y a mí, ¿no me deja nada?. Estoy deseando que llegue aquí y me explique por qué dejo de hablarme la noche que me enterró en el jardín.

 

 ¿Te gustó el microrrelato? déjame tu opinión en los comentarios. 

También puedes suscribirte a la lista de correo para no perderte nada.

Créditos: Photo by Grant on Unsplash


Comentarios

Entradas populares de este blog

Microrrelato: El acantilado

Microrrelato: El mapa

Microrrelato: La primera vez