Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2021

Microrrelato: La luz

La luz      Abrió la puerta y allí solo se encontraba un niño como de ocho años que no decía ni palabra. Sin ver a nadie más, lo hizo pasar para que pudiera resguardarse de la lluvia. Las visitas que recibía eran realmente escasas, a su edad pocos querían escuchar sus batallitas de juventud que vivía como presente una y otra vez.      Apañó de la cocina unas pocas galletas que quedaban en un frasco y un poco de leche y ofreció a su visita la mejor merienda que podía preparar. El niño se limitaba a mirarlo mientras estaba sentado en una silla donde balanceaba sus pies en el aire.      Poco a poco fue entrando la noche y cuando el cansancio le pudo, una pequeña mano lo ayudó a levantarse.      —Vamos abuelo, llevaba tiempo queriendo hablar contigo y que me cuentes las mil historias que sé que tienes para mí.      Ambos se dirigieron a la puerta mientras que su cuerpo ya inerte aún se mecía. Se detuvo súbitamente.      —Espera, Lolo. Voy contigo. Pero dame un momento que apague la tele qu

Microrrelato: El milagro

El milagro      El último clic sonó igual que todos los demás. Después de cinco años intentando ayudar a alguien el resultado siempre había sido el mismo; decepcionante.      Retiró el dedo índice del botón del ratón y, en ese momento, una enorme columna de humo ascendió girando hacia el techo de la habitación. Un haz de luz comenzó a moverse desde el suelo hasta la cima del pequeño tornado.      El humo comenzó a cambiar de color, azul, rosa, amarillo; dentro tomaban forma elementos que le resultaban familiares, pero aparecían distorsionados. Un pulgar orientado hacia abajo, una urraca que giró su cabeza como gesto de desaprobación, un fantasma colérico que no dejaba de oscilar de un lado a otro.      De pronto, la columna de humo colapsó de nuevo sobre el ordenador portátil y la luz desapareció por completo.      La oscuridad de las tres de la mañana volvió a tomar la habitación. Desde el rincón donde se había parapetado miró de reojo el último aviso que mostraba la pantalla. «Si no

Microrrelato: Los chacales y el circo

Los chacales y el circo      El golpe rotundo del primer cuchillo contra la madera me sobresaltó. Siempre me pasaba al comenzar el espectáculo.      El público de los viernes llegaba sediento de acción, con ansias por dejar sus vidas atrás por unas horas. Y lo sabíamos. El sábado ya nos relajaríamos en las funciones infantiles.      Un globo entre las piernas generó un leve aplauso. El ambiente mejoró al destrozar la manzana que    tenía sobre mi cabeza.      Shannon se tapó los ojos con un pañuelo negro. La diana y yo comenzamos a girar.      Cada lanzamiento caldeaba al público. —1,2,3...—contaban a coro. El ruido era ensordecedor —… ¡4!, ¡5!, ¡6! … —hasta que llegó la ebullición, —¡7! —, el éxtasis, —¡8! — y el silencio.      Nadie llegó a contar hasta nueve, salvo yo.   El relato que acabas de leer forma parte de mi libro Retales de un mundo mayor (disponible en Amazon )    ¿Te gustó el microrrelato? déjame tu opinión en los comentarios.  También puedes suscribirte a la lista de

Microrrelato: La última llamada

La última llamada      Cuando llegué a la estación me encontré con una imagen que me dejó helado.      Junto a las escaleras mecánicas yacía "el zurdo". Tenía el estómago muy abultado. Parece que después de acuchillarlo, el asesino decidió vaciar un extintor por su boca.      En la zona, acordonada, me esperaba el inspector Imurra. Levanté la cinta y pasé.      —¿Sabéis quién es? —Pregunté      —Un camello de la zona.      —¿Llevaba algo de valor?      —Hemos encontrado quinientos euros en efectivo y una tarjeta tuya.      —¿No pensarás que tengo algo que ver?      —Desde que llegaste van cinco asesinatos y, curiosamente, todos los investigaste tú... —Se detuvo.    Sacó su arma, colocando el cañón contra mí pecho. — ¿Tienes algo que contarme?     —Antes de que sigas … —Abrí mi chaqueta, saqué lentamente mi móvil que había comenzado a sonar, puse el manos libres y se lo pasé. —¿Podrías responder…?     —¿Quién es? —Dudó      —¿Papá?, —sollozaba la voz —¡dicen que quieren matarm