Ir al contenido principal

Microrrelato: El milagro

Microrrelato: El milagro

El milagro

    El último clic sonó igual que todos los demás. Después de cinco años intentando ayudar a alguien el resultado siempre había sido el mismo; decepcionante.

    Retiró el dedo índice del botón del ratón y, en ese momento, una enorme columna de humo ascendió girando hacia el techo de la habitación. Un haz de luz comenzó a moverse desde el suelo hasta la cima del pequeño tornado.

    El humo comenzó a cambiar de color, azul, rosa, amarillo; dentro tomaban forma elementos que le resultaban familiares, pero aparecían distorsionados. Un pulgar orientado hacia abajo, una urraca que giró su cabeza como gesto de desaprobación, un fantasma colérico que no dejaba de oscilar de un lado a otro.

    De pronto, la columna de humo colapsó de nuevo sobre el ordenador portátil y la luz desapareció por completo.

    La oscuridad de las tres de la mañana volvió a tomar la habitación. Desde el rincón donde se había parapetado miró de reojo el último aviso que mostraba la pantalla.

«Si no vuelve a entrar, en quince días procederemos a confirmar su baja en el servicio».

 

El relato que acabas de leer forma parte de mi libro Retales de un mundo mayor (disponible en Amazon)

 ¿Te gustó el microrrelato? déjame tu opinión en los comentarios. 

También puedes suscribirte a la lista de correo para no perderte nada.

Y no olvides entrar en http://www.evora.es para leer más historias como esta.

Créditos: Photo by Candice Seplow on Unsplash

Comentarios

Relatos populares en los últimos 30 días

Novela: El salto de los inocentes

Relato: El adiestrador de coches

Relato: La mudanza

Relato: La visita