Ir al contenido principal

Microrrelato: La luz

Microrrelato: La luz

La luz

    Abrió la puerta y allí solo se encontraba un niño como de ocho años que no decía ni palabra. Sin ver a nadie más, lo hizo pasar para que pudiera resguardarse de la lluvia. Las visitas que recibía eran realmente escasas, a su edad pocos querían escuchar sus batallitas de juventud que vivía como presente una y otra vez.

    Apañó de la cocina unas pocas galletas que quedaban en un frasco y un poco de leche y ofreció a su visita la mejor merienda que podía preparar. El niño se limitaba a mirarlo mientras estaba sentado en una silla donde balanceaba sus pies en el aire.

    Poco a poco fue entrando la noche y cuando el cansancio le pudo, una pequeña mano lo ayudó a levantarse.

    —Vamos abuelo, llevaba tiempo queriendo hablar contigo y que me cuentes las mil historias que sé que tienes para mí.

    Ambos se dirigieron a la puerta mientras que su cuerpo ya inerte aún se mecía. Se detuvo súbitamente.

    —Espera, Lolo. Voy contigo. Pero dame un momento que apague la tele que cualquier día la factura de la luz va a quitarme la vida.

 

El relato que acabas de leer forma parte de mi libro Retales de un mundo mayor (disponible en Amazon)

 

 ¿Te gustó el microrrelato? déjame tu opinión en los comentarios. 

También puedes suscribirte a la lista de correo para no perderte nada.

Y no olvides entrar en http://www.evora.es para leer más historias como esta.

Créditos: Photo by Josh Boot on Unsplash

Comentarios

Entradas populares de este blog

Relato: La maratón

Relato: Saltadores de humo

Microrrelato: La carta

Microrrelato: Sin miedos

Microrrelato: Al rincón

Microrrelato: Patatas con forma de patata