Ir al contenido principal

Microrrelato: La fábrica de copos de nieve

Microrrelato: La fábrica de copos de nieve

La fábrica de copos de nieve

    Aterrizó el trineo cerca del centro del lago helado. La capa era aún fina y crujió con el peso de los renos. Abrió la puerta y apuntando al suelo con la mano lo invitó a bajar.
Al pisar con sus zapatillas el suelo, un escalofrío lo recorrió desde el pie hasta el cuello. Acto seguido entrecruzó sobre su pecho el batín que llevaba.
    —¿Dónde estamos? —Consiguió decir entre el castañeteó de sus dientes.
    —Este es el punto donde se fabrican los copos de nieve. —Se bajó del trineo de un salto y sus botas golpearon el hielo creando una leve grieta. Colocó su mano sobre el hombro de Daniel y empezaron a caminar hacia el centro del lago.
    —¿Y esto como va a hacer que yo crea en ti? ¡Solo eres un gordo con disfraz! —Replicó y el vaho cubrió su cara.
    —Antes de ser nieve, toda el agua de las nubes es igual. —Detuvieron su marcha y comenzó a caminar alrededor de él. —Al precipitarse, algunas gotas se transforman en majestuosos y únicos copos de nieve. Otras, intentan seguir el camino de las primeras, pero no pasan de aguanieve. —Las botas levantaban polvo de hielo en cada paso y una enorme grieta empezó a formarse bajo sus pies. —Y las últimas son las peores, no hacen ningún esfuerzo en cambiar. Solo quieren ser gotas de agua fría y hacer que todas las demás se conviertan solo en hielo.
    —¡Estás loco! —Gritó paralizado. —¡Llévame a casa!
    —Ya es tarde muchacho. —Dio un par de pasos atrás alejándose de él. La grieta rompió el hielo, formando una pequeña galleta flotante. Daniel cayó de rodillas, intentando no ser engullido por el agua. —Ahora solo relájate, te sentirás un copo de nieve dentro de muy poco.

 

 ¿Te gustó el microrrelato? déjame tu opinión en los comentarios. 

También puedes suscribirte a la lista de correo para no perderte nada.

Y no olvides entrar en http://www.evora.es para leer más historias como esta.

Créditos: Photo by Daniel Born on Unsplash

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Mi pequeño toque navideño. Gracias como siempre por pasarte y felices fiestas.

      Eliminar

Publicar un comentario

Ahora que llegaste hasta aquí, ¿qué te pareció el relato?

Entradas populares de este blog

Relato: Dinosaurios

Relato: Doce

Microrrelato: La habitación

Relato: Piel de leopardo y especias

Microrrelato: No compres, ¡adopta!

Microrrelato: Algún día en la playa

Microrrelato: Sin miedos